Salta al contenido principal

Actividad del día 2

Actividad propuesta: Valoración de tu nivel de compromiso

Actividad propuesta: Valoración de tu nivel de compromiso

de May Rodríguez - Número de respuestas: 0

compromisoCon el tiempo, me he dado cuenta de que a nivel energético uno de los pilares fundamentales que hay que reforzar a la hora de comenzar un trabajo de crecimiento personal, empoderamiento o cambio de hábitos, independientemente del objetivo que te hayas propuesto -ya que estos pueden ser  muy variados, desde comenzar una dieta de depuración, deshacerte de viejos patrones de conducta, eliminar creencias limitantes de tu día a día, articular herramientas que te permitan conquistar tu sueño…- hasta comenzar a desarrollar tu proyecto es la forma o la estrategia que nos ayudará a convertirnos en nuestra prioridad. De esta forma, nos estaremos diciendo a nosotras mismas que somos importantes, que somos valiosas y que nos merecemos todo lo bueno que está por llegar.

Si yo paso a ser mi prioridad, me será mucho más fácil poner el foco en aquello que quiero conseguir, cambiar o crear en mi vida. Resultará más sencillo encontrar el tiempo que necesito dedicar cada día a mi Sueño, proyecto o cambio personal. De lo contrario, si continúo priorizando a los demás, estaré regalando mi tiempo, dinero y energía a otras personas, dejándome para lo último de la lista. De esta forma, lo único que conseguimos es no avanzar.

Si yo no me posiciono como mi prioridad, no voy a ser capaz de reservar unas horas, minutos o espacio de mi día con la finalidad de  poner foco y desarrollar mi proyecto personal, ya que lo que ocurre habitualmente en nuestro día a día es que vamos “apagando fuegos”. Quiere decir que vamos improvisando y, por lo tanto, al no haber establecido mi espacio de tiempo en el día, lo iré postergando para el final, cuando estamos ya cansadas y sin energía por haber “cumplido” con todas nuestras responsabilidades. En ese momento, tenemos dos opciones: dedicarnos ese espacio que necesitamos aun estando nuestra energía bajo mínimos o pensar “mañana lo haré”. Así se van pasando los días, semanas, meses y años, hasta que llega el momento en el que ni tú misma eres capaz de recordar cuál era el Sueño. Incluso habrá ocasiones en las que se nos pasarán los días sin haber ni siquiera pensado en aquello que es tan importante para nosotras.

La energía… atraemos hacia nuestras vidas todo aquello que se encuentra en nuestra misma vibración energética. Cuanto más alto estemos vibrando, más calidad y con mayor rapidez llegará a nosotras  aquello que deseamos y que estamos proyectando conscientemente. Si el espacio que me dedico a mí misma o a mi proyecto tiene lugar a última hora del  día, después de cumplir con la jornada laboral, de cubrir las necesidades de los demás y  de tener al día nuestras responsabilidades, lo más probable es que la calidad de esa energía que yo estoy dedicando a mi proyecto no sea la adecuada y no obtengamos los resultados deseados. En cambio, si yo priorizo mis necesidades, encontraré la fórmula que me ayude a establecer el tiempo que quiero dedicarme a mí misma dentro de mi programación del día. De esta forma, evitaremos que ese proyecto que tanto nos apasiona pase a ser una carga y que, como resultado de eso, terminemos desechando la idea.

El objetivo es que este momento del día  se convierta en un espacio que seamos capaces de disfrutar, ya que al fin y al cabo no es una obligación: es algo que hemos decidido hacer voluntariamente  porque sentimos que es el camino que nos llevará hacia una conexión mayor con nosotras mismas. Es nuestro propósito de vida, aquello que dará sentido a nuestra existencia, que nos ayudará con el desarrollo de nuestro proyecto o a transitar el camino que nos conecta con el Sueño

Por lo tanto, te recomiendo que ese tiempo que dedicas al día para ti lo establezcas en tu calendario como una prioridad, teniendo en cuenta que no se trata solo de la cantidad de tiempo que puedes dedicarle: también estamos teniendo en cuenta la calidad de ese tiempo. Así, puede ser preferible que establezcas un espacio de tiempo realista y tirando hacia lo bajo, ya que te resultará más fácil si comienzas dedicándole unos minutos al día en vez de querer establecer objetivos que no son realistas. Piensa en el mínimo de tiempo que puedes dedicarte a ti misma  y establece tu calendario en función de esto: si son diez minutos, está bien. Si son cinco, también. Lo más importante es que una vez establecido lo cumplas, poniendo toda tu energía en ello, y que sea algo que puedas mantener a largo plazo.

Teniendo en cuenta esta información, te invito a que seas sincera contigo misma, analices el nivel de compromiso que mantienes contigo, si eres una prioridad en tu vida y respondas a las siguientes preguntas;

  • ¿Sientes que tus necesidades, sueños y proyecto son una prioridad para ti?
  • ¿Sientes que le das más a otras personas de lo que te das a ti misma?
  • Cuando te propones un objetivo, ¿eres capaz de cumplirlo?
  • ¿Qué estás dispuesta a hacer para conseguir un compromiso firme contigo misma?

Finalmente, te animo a que una vez que tengas claro el compromiso que vas a adquirir contigo redactes un pequeño contrato especificando en qué consiste tu compromiso, cuánto tiempo le vas a dedicar al día y por cuantos días lo vas a poner en práctica. Es Importante que lo firmes ?

Te invitamos a expresar, respondiendo a este mensaje, si así lo sientes y como lo sientas, lo que experimentes, descubras y te guste compartir después de haber realizado la actividad propuesta. Nos encantará enriquecernos de tu vivencia. Juntos, juntas, sumamos.

Recuerda que siempre tiens a tu disposición el foro general de experiencia en el camino para cualquier comentario ?.