Salta al contenido principal

Actividad del día 5

Arquetipo de la Madre 

Arquetipo de la Madre 

de May Rodríguez - Número de respuestas: 0

ArquetiposLa estación de la Madre es el verano, el elemento es el fuego, su fase lunar la luna llena, en cuanto a la respiración se trata de la retención con pulmones llenos y su fase del ciclo menstrual es la ovulación.

El Arquetipo de la Madre nos remite a la Gran Madre mitológica, a la Madre Tierra, fuente de vida, útero creador, con capacidad de creación y de destrucción.

Fase expresiva, amorosa y fértil en todos sus aspectos. Es sensual y encuentra el placer en la unión. Sabe cuidar y cuidarse y marcar límites.

Si menstruas en esta fase del ciclo normalmente la menstruación es más abundante, te hinchas más, es el momento de más luminosidad del planeta, canalizas toda la energía de la luna, es el momento del ciclo en el que nos preguntamos qué queremos sembrar, crear, nutrir.

Hay diferentes Diosas que la representan:

Deméter: Diosa griega del cultivo de la tierra, portadora de las estaciones, la madre devota y nutridora, protectora de sus hijos.

Yemaya: Diosa yoruba, Madre de las aguas saladas, Madre sin hijos de carne y hueso, poderosa patrona de las mujeres, en especial de las mujeres embarazadas.

Afrodita: Diosa del amor, la belleza y la sexualidad. Desea conocer y ser conocida, impulsa lo creativo y lo procreativo, se implica intensa y apasionadamente.

Kuan Yin: Diosa asiática de la compasión, su nombre quiere decir “la que escucha al sonido del sufrimiento del mundo”, personificación de la Madre Divina, sanadora y sostenedora de todas las cosas.

Energías equilibradas: 

Plenitud, fortaleza, cuidado, protección, nutrición, amorosa.

Energías desequilibradas: 

Egocéntrica, exige con imposición sus deseos, la preocupación, la frustración, y el apego, lo da todo y lo pide todo, asfixia, dependiente.

El arquetipo de la madre, cuando entra en desequilibrio por un lado cuida de las personas que le rodean, pero por otro exige reconocimiento por todo lo que hace.

Su rito de paso es el parto, aquí comienza su viaje iniciático una vez que la madre da a luz.

Debemos entender que no se limita por supuesto a la concepción de hijos biológicos, sino que abarca todo el desarrollo de procesos creativos y toda época de exteriorización.

Nos invita a cultivar nuestra Madre interior y a integrar, en nuestro seno, a la Madre Luminosa y a la Madre Oscura pudiendo así aceptar a la madre real, la humana.

Dar y recibir es lo mismo, necesitamos equilibrio en darnos para poder dar, ahora vamos a responder a estas preguntas para conocer cómo se manifiesta la madre en nosotras:

  • ¿De qué manera has sentido que se manifiesta la energía de la madre en ti durante este mes?
  • ¿Sientes que se encuentra en equilibrio o desequilibrio?
  • ¿Qué aspectos positivos y negativos destacarías? Describe cómo se manifiestan en tu vida. ¿Qué medidas puedes tomar para equilibrar este arquetipo en ti?

Te invitamos a expresar, respondiendo a este mensaje, si así lo sientes y como lo sientas, lo que experimentes, descubras y te guste compartir después de haber realizado la actividad propuesta. Nos encantará enriquecernos de tu vivencia. Juntos, juntas, sumamos.

Recuerda que siempre tiens a tu disposición el foro general de experiencia en el camino para cualquier comentario ?.