Salta al contenido principal

Actividad del día 6

Arquetipo de la Hechicera

Arquetipo de la Hechicera

de May Rodríguez - Número de respuestas: 0

ArquetiposEste arquetipo lo rige la luna menguante, las sombras comienzan a emerger y nos sumergimos en un periodo de introspección, de conexión con la mujer sabia que nos habita, esa que reconoce lo que ya le pesa en vida. Su estación es el otoño, momento en el que comenzamos a desprendernos de lo que ya no queremos, lo que ya no aporta beneficios a nuestro ser, su elemento es el agua, la dirección es el oeste y su fase respiratoria es la exhalación.

La intuición, la escucha de nuestro yo más profundo, el saber interpretar las señales que nos envía nuestro cuerpo… estos atributos caracterizan a la hechicera. Conectada con nuestro interior sabe lo que debe vivir y lo que ya es tiempo de que muera.

Cuando nos sumergimos en este arquetipo, es un buen momento para bajar el ritmo diario y estar un poco más atentas a las necesidades de nuestro cuerpo, sobre todo descanso y alimentación ya que este momento del ciclo nos conecta con el aspecto emocional de esta, surge el deseo de platos reconfortantes, antojos de dulce, salado o de carbohidratos.  

Energías equilibradas:

La hechicera es capaz de seducir la vida a través de un deseo de seducción hacia sí misma, no perdiendo de vista su propósito. Es una etapa de transformación en la que la creatividad, el arte y la sexualidad salvaje se encuentran a flor de piel.  

Energías desequilibradas:

Se expresa con mal humor o agresividad. Lo que no parecía molestarle en las etapas anteriores ahora le irrita, se agudizan los celos, manías, sentimiento de incomprensión. Tiende a manipular a los demás.

Una mujer estancada en la energía de la hechicera la podemos identificar cuando utiliza su energía sexual para obtener lo que desea, (frecuentemente, reconocimiento externo) e intenta por todos los medios no envejecer.

Las Diosas oscuras, aquellas que son capaces de conectar con el mundo de las sombras, de lo que está oculto, son las que se identifican con este arquetipo. Entre ellas podemos destacar:  

Isis: Diosa Egipcia. La diosa que mira hacia adentro posee una conexión profunda con nuestra sacerdotisa interior, nos libera de la búsqueda de una autoridad espiritual externa para encontrar y ser capaces de desarrollar la sabiduría y el poder espiritual que se encuentran en nuestro interior.   
 
Kali: la palabra kali dentro del hinduismo significa, a la vez, negra, tiempo y muerte. Su aspecto en general refleja la mujer salvaje y terrible. Es la diosa del cambio, la que nos enseña que sin destrucción nos hay creación. En muchas leyendas populares baila alborotada encima de los cadáveres de sus víctimas, personificando la furia femenina, y suele estar representada con cuatro brazos. En cada uno de ellos encierra un valioso mensaje.  

  • El del lado inferior izquierdo sostiene una cabeza truncada que simboliza la que corta el apego a los pensamientos obsesivos y al ego.
  • El del lado superior izquierdo: discernimiento y la capacidad de cortar con lo viejo.
  • Su brazo inferior derecho se representa con la mano en posición abierta y extendida, ofreciendo un regalo y realizando un mudra (posiciones que se realizan con las manos en las religiones hindú o budista, con diversas funciones y simbología), relacionado con la falta de miedo.
  • Su brazo superior derecho está en posición de ofrendar una bendición, con un mudra de fuerza espiritual.   

Cuando te bañas en el mar de noche puedes sentir el miedo. Miedo a la oscuridad, a la profundidad del mar, al frío, puedes sentirte sola y ver tus sombras… pero ese miedo puede ser alquiminizado  y transformado en ganas de vivir, alegría, satisfacción, plenitud…..cualquier cosa que desees para tu vida. 

Con la finalidad de identificar cómo se encuentra tu hechicera, hazte estas preguntas:  

  • ¿Existe rabia o dolor acumulado que no has podido expresar y que te mantiene estancada en algún aspecto de tu vida?   
  • ¿Eres consciente de  alguna  situación o relación que sabes que ha ‘muerto’ pero que no te atreves a soltar y sigue haciéndote daño? 
  • ¿Cómo te sientes en relación con tu parte más salvaje, con tu fuerza instintiva?   
  • ¿Sientes que en este momento estás enganchada a algún pensamiento o preocupación que no te deja avanzar?  

Te invitamos a expresar, respondiendo a este mensaje, si así lo sientes y como lo sientas, lo que experimentes, descubras y te guste compartir después de haber realizado la actividad propuesta. Nos encantará enriquecernos de tu vivencia. Juntos, juntas, sumamos.

Recuerda que siempre tiens a tu disposición el foro general de experiencia en el camino para cualquier comentario ?.